miércoles, 25 de septiembre de 2019

Declaramos la guerra al turismo irresponsable

Cartel camino al Machu Picchu prohibiendo verter basura
Cartel camino al Machu Picchu prohibiendo verter basura.

Lo sabemos: es un titular radical. Pero, después de nuestros últimos viajes, lecturas y horas de reflexión, no podemos obviar el problema: las personas que hacen turismo irresponsable están perjudicando al medioambiente, a la cultura, a los animales, ¡y a las personas! En la Semana Mundial de Acción por el Clima, denunciamos 5 acciones viajeras irresponsables que hemos observado últimamente y que hay que cambiar, ¡ya!

No te saltes los caminos establecidos. Respeta las normas.
No te saltes los caminos establecidos. Respeta las normas.


1 Saltarse las normas, ¡porque yo lo valgo! 

Un guía en un safari que se acerca demasiado a los animales. Un grupo de amigos que deja sus latas en la playa. Una persona que da limosna a niños y niñas. Una pareja que decide saltarse el trekking señalizado para meterse en zonas protegidas. ¡NO podemos seguir haciéndolo ya que el perjuicio que ocasionamos puede ser muy grande!

¿La solución? Intenta comprender qué objetivo tienen las normas y qué ocurriría si todo el mundo se las saltara. Si no te queda claro, pregunta, lee, pero no actúes antes de tiempo. 

Basura a los pies de los templos de Angkor, en Camboya.
Basura a los pies de los templos de Angkor, en Camboya.


2 Visitar un país “a lo loco”

En Tumaini siempre decimos que el viaje comienza mucho antes de tomar el avión. Recomendamos prepararlo a fuego lento y con mimo. Lee sobre la historia, la cultura, la economía, las formas de vida del país que vas a visitar. Así sabrás, por ejemplo, que en Kenia es ofensivo que vistas con pantalones muy cortos. Que en India no debes comer nunca con la mano izquierda. Que Perú es el país de Latinoamérica donde más menores trabajan. Así evitarás muchos malentendidos, prejuicios y ofensas.

¿La solución? Basta con tener un poco de curiosidad y ganas de aprender. Lee, pregunta, ve películas o documentales, habla con otras personas que ya conozcan el país donde vas a viajar. ¡Infórmate!

El thali es el plato típico de India, no te quedes sin probarlo.
El thali es el plato típico de India, no te quedes sin probarlo.

3 Viajar, pero “estar como en casa”

Lo hemos visto mucho. Hay personas que viajan a países del Sur pero quieren las mismas comodidades, las mismas actividades y la misma comida que en casa. Prefieren ir a comer a un “fast food” que probar la cocina local. Tomar el café en la cadena de turno en lugar de probar otros sabores. Y, por supuesto, ni se les ocurre acercarse a la cultura local. ¿Por qué no ir a ver danzas tradicionales, conciertos de grupos locales o una exhibición de arte o artesanía autóctona? En lugar de eso, terminan en un bar para turistas con bandas en directo haciendo versiones de canciones occidentales.

¿La solución? ¡Atrévete a salir de tu “zona de confort”! Ábrete a nuevas experiencias, explora cómo vive la gente en el país que estás visitando. Aprecia lo afortunado/a que eres por poder visitar otros lugares y vivir experiencias diferentes que seguro solo ocurrirán una vez en la vida! 

Grupo de voluntarios/as tras una limpieza de playas en Indonesia
Grupo de voluntarios/as tras una limpieza de playas en Indonesia.

4 De cadena en cadena

Si te alojas en un hotel que pertenece a una multinacional, si solo comes en grandes cadenas o contratas excursiones de agencias internacionales, todo el beneficio económico que genera tu viaje se irá fuera del país que visitas. ¡Intenta apoyar hoteles, restaurantes, tiendas y guías locales para que tu estancia tenga un impacto positivo!

¿La solución? Basta con tomar conciencia, tener un poco de paciencia e indagar. Un pequeño esfuerzo para un cambio enorme. 

Montones de basura en el puerto de Sihanouk Ville en Camboya
Montones de basura en el puerto de Sihanouk Ville en Camboya.

5 Despistes medioambientales

Aunque cada vez hay más conciencia, todavía hay personas que dejan residuos en playas o espacios naturales. Y no solo eso. Cuidar del medio ambiente también significa: no alojarte en zonas protegidas o en primera línea de playa, no malgastar agua, no dejar residuos como pilas si no sabes qué sistema de recogida existe, no bucear o caminar en zonas donde está prohibido, etc. Además, ¡importante! No dar de comer a animales que después se volverán dependientes, ni colaborar con exhibiciones, paseos a lomos de elefantes u otras formas de explotación.

¿La solución? Para un momento antes de realizar cualquier acción. Y, si no sabes si una acción es contaminante o perjudicial para los animales, ¡pregunta! 

Usar búhos u otro animal como reclamo turístico no es ético.
Usar buhos u otro animal como reclamo turístico no es ético. 


Y tú, ¿también le declaras la guerra al turismo irresponsable? ¿Se te ocurren otras ideas para combatirlo? ¡Somos todo oídos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario