jueves, 14 de junio de 2018

Bollywood Summer V: danza para empoderar a las mujeres de India

El evento solidario recauda fondos para la ONG de Varanasi.
El evento solidario recauda fondos para la ONG de Varanasi.
¿Cómo es la vida de una joven en India? ¿Cuándo se supone que debe casarse? ¿Qué obstáculos debe afrontar si quiere estudiar o salir con sus amigas? Tumaini, junto a varias organizaciones de Madrid, ¡organiza el festival Bollywood Summer V! El objetivo es difundir la situación de la mujer en India a través de la colorida y enérgica danza Bollywood. El festival tendrá lugar el sábado 30 de junio a las 19 h en el teatro del Círculo Catalán (Plaza de España, 6). Toda la recaudación irá destinada a una ONG que ofrece formación, ayuda y trabajo a mujeres en riesgo de exclusión social en Varanasi (India), a través de un taller de ropa de comercio justo. Las entradas están a la venta en bollywoodsummer.com.

El festival nos hará viajar hasta India sin salir de Madrid. Allí viven millones de mujeres y niñas que sueñan con ser libres, estudiar, viajar, tener amigas y hacer cosas tan sencillas como pasear o aprender a bailar. Su situación no es fácil. Pero la danza india, con sus coloridos ritmos llenos de alegría, les da fuerzas para seguir adelante.

Las Gulabi Gang se han organizado para luchar contra la violencia y discriminación.
Las Gulabi Gang se han organizado contra la violencia y discriminación.

No es fácil ser mujer en India

Bollywood Summer V pone el foco en los pequeños y grandes obstáculos que debe atravesar cualquier niña o mujer en India por el mero hecho de serlo. Según UNICEF, existe un 56% de casos de matrimonio precoz en la India rural y un 29% en el área urbana. A pesar que la dote está prohibida desde 1961, la realidad demuestra que sigue siendo mayoritaria, afirma la Fundación Vicente Ferrer en otro informe. Por su parte, Amnistía Internacional registró en 2016 más de 338.000 delitos contra mujeres, incluidos 110.000 casos de violencia a manos de sus maridos y familiares. A esas terribles situaciones debemos sumarles otras pequeñas injusticias como: tener que dejar los estudios, no poder salir solas o que esté mal visto que aprendan a bailar o a jugar al fútbol. 

Sin embargo, existen miles de mujeres valientes que un día dijeron basta y decidieron luchar contra la injusticia. Es el caso de las Gulab Gang, las mujeres de saree rosa que se han organizado contra la violencia y el abuso contra las mujeres. O el de Anita Narre, que luchó por algo tan sencillo como tener un baño en casa. El festival les da voz y los ritmos de Bollywood transmiten un mensaje de esperanza, fuerza y positivismo.
 
La ONG de Varanasi ofrece formación y empleo a mujeres sin recursos.
La ONG de Varanasi ofrece formación y empleo a mujeres sin recursos.

 Baile por el empoderamiento

La recaudación íntegra de Bollywood Summer V irá destinada a una pequeña ONG de Varanasi colaboradora de Tumaini que tiene como objetivo empoderar a mujeres en riesgo de exclusión. En concreto, ofrece formación y trabajo en un taller de comercio justo a mujeres de castas bajas y con pocos recursos. Elaboran ropa y complementos que se venden en una tienda en el centro turístico de la ciudad. Mientras trabajan, sus hijos e hijas asisten a una pequeña escuela donde se les da clases de yoga, matemáticas, inglés y, ¡por supuesto, también Bollywood! El proyecto permite a estas mujeres tener un trabajo digno e independencia económica.

¿Te vienes?

  • ¿Cuándo? Sábado 30 de junio a las 19 h.
  • ¿Dónde? Teatro del Círculo Catalán, Plaza España 6, Metro: Pza España, Madrid.
  • ¿Cuánto? 6€ (los beneficios íntegros se destinarán a la ONG de Varanasi a través de Tumaini
  • ¡Compra ya tu entrada! bollywoodsummer.com
Bollywood Summer V usa la danza Bollywood como herramienta de sensibilización
El festival  usa la danza como herramienta de sensibilización.



jueves, 7 de junio de 2018

Naiara en Bolivia: “hice cosas alucinantes, conocí gente maravillosa y sentí cosas inexplicables. Una gran aventura”

Naiara junto a uno de los monos del centro de Bolivia.
Naiara junto a uno de los monos del centro de Bolivia.
En mayo, Naiara dejó su ciudad, Lleida, para viajar a Bolivia junto a Tumaini. Aunque es graduada en educación infantil, decidió hacer un viaje solidario en un centro de protección de fauna rescatada. Y la experiencia ha valido la pena. “Tratar con animales, sentir su cariño, saber que les ayudas, conocer gente, viajar solo, conocerte mejor...Todo hace que cuando te vayas, realmente lo eches de menos”.

Colaboraste en un centro de rescate de animales con varias áreas, ¿en cuál estuviste y qué tareas realizaste?

Estuve en el Área de Tierra de los monos capuchinos. Allí viven 22 de ellos y 3 monos arañas. ¡Eran maravillosos! El momento más especial era cuando interactuaba con ellos y les daba cariño.

¿Cómo era tu día a día en la ONG de Bolivia?

El día empezaba a las 7 de la mañana. A esa hora, dábamos bananas para desayunar a los monos y limpiábamos su área. Después, los voluntarios y voluntarias desayunábamos un delicioso sándwich de huevo y queso. De 9 a 12:30 h iba a la selva a buscar ramitas para limpiar sus jaulas y montar una pequeña selva dentro de ellas. Colocábamos varios elementos entre ramas, escondidas, etc. para que pudieran entretenerse, y les preparaba la comida para luego dársela. Después de comer, seguíamos con las tareas hasta las 16:30 h, cuando los monos cenaban y les dábamos sus mantitas para dormir. ¡Era el mejor momento para jugar con ellos! Algunos eran muy sociables con las persona. ¡Eran adorables cuando te pedían que les rascarse la espalda o te querían hacer la manicura!

A las 18 h cogía una moto para ir al mercado del pueblo a comprar algunas cosas. Más tarde iba a mi habitación, ¡una  ducha caliente era de agradecer! Tras descansar un poco, los voluntarios y voluntarias cenábamos y echábamos unas risas antes de dormir.

Uno de los monos del proyecto de Bolivia
Uno de los monos del proyecto de Bolivia.

¿Cada día era diferente en la selva?

¡Sí! Durante toda esta rutina, cada día pasaban cosas diferentes que hacían de cada día un día especial. Fue una experiencia increíble, hice y vi cosas alucinantes, conocí gente maravillosa y sentí cosas inexplicables. Una gran aventura.

¿Cómo era tu relación con el resto de voluntarios y voluntarias?

Muy buena, con algunos tienes una gran conexión, sobre todo con tus compañeros y compañeras de habitación, con quien compartes el día a día. Algunas noches pedíamos comida del pueblo, ¡incluso íbamos a los billares de allí a celebrar las despedidas!

"El cariño que te dan los animales es lo mejor de este proyecto"
"El cariño que te dan los animales es lo mejor de este proyecto".

¿Qué te parece el trabajo que realiza el proyecto?

Alucinante. Es conmovedor cómo Nena, la fundadora, da todo por los animales y quiere lo mejor para ellos. Ver la relación que tiene con ellos es increíble, cómo la quieren y ella les quiere. Ojalá el gobierno boliviano le permita tener el centro abierto muchos años. Ojalá cada vez vayan más personas voluntarias para ayudarles y se consiga todo el dinero necesario para su alimentación.

¿Qué es lo que más te gustó de la experiencia?

Despertar cada día en la selva con el sonido de las aves y los monos. Pero sobre todo, la relación tan especial que tienes con algunos animales, ¡el cariño que te dan!

Dar de comer a los monos es una de las tareas de las personas voluntarias
Dar de comer a los monos es una de las tareas de las personas voluntarias 


¿Y lo que menos?

Llovía cada día, en cualquier momento. Todas las noches. Era duro trabajar así, ¡sobre todo cuando ya no te quedaba ropa seca!.

¿Qué le dirías a alguien que duda si realizar este viaje solidario?

Que lo haga sin duda alguna. Es una experiencia a ratos dura, pero muy bonita y única. Tratar con animales, sentir su cariño, saber que les ayudas, conocer gente, viajar solo, conocerte mejor, adaptarte a condiciones diferentes, conocer un nuevo lugar. Todo hace que cuando te vayas, realmente lo eches de menos.

Naiara colaboró con el centro de rescate de fauna silvestre en Bolivia del 7 al 19 de mayo de 2018.

miércoles, 30 de mayo de 2018

Empezar de cero: la educación en Camboya en 6 claves

Niñas cerca del proyecto de Battambang con el que colaboramos.
Niñas cerca del proyecto de Battambang con el que colaboramos.

¿Qué es el “milagro educativo camboyano”? ¿Por qué el sistema educativo tuvo que reconstruirse casi de cero? ¿Qué posición en el ranking mundial de nivel de inglés tiene el país? Te contamos 6 claves para comprender la situación de las aulas camboyanas. ¡Y una propuesta para colaborar!

1. Un poco de historia

La historia reciente de Camboya, por desgracia, está ligada a un nombre: Pol Pot. Dictador y genocida, fue el principal líder de los Jemeres Rojos desde la década de 1960 hasta su muerte en 1998. Durante la dictadura, implantó un estado de corte maoísta y propició el conocido genocidio camboyano.

¿Qué consecuencias tuvo este genocidio? Algunas de ellas fueron:
  • Ruralización forzada de los habitantes de los núcleos urbanos.
  • Torturas y ejecuciones masivas.
  • Trabajos forzados generalizados.
  • Malnutrición.
Durante el régimen, entre millón y medio y tres millones de camboyanos perdieron la vida. Se trata de un cuarto de la población del país.

Camboya todavía se recupera de la dictadura que terminó con 1/4 de población.
Camboya todavía se recupera de la dictadura que terminó con 1/4 de población.

2. El milagro educativo

Tras la dictadura, llegó el “milagro”. Camboya es un ejemplo de éxito histórico en reconstrucción y transformación de la educación. Durante el régimen maoísta​ de los Jemeres Rojos, la mayor parte del sistema educativo fue destruido. Pero, en los últimos años, el número de escuelas públicas para niños y niñas se ha multiplicado. De 2001  a 2015, el porcentaje de niños y niñas registrados en educación primaria pasó del 87 al 98%.

Sin embargo, miles de niños y niñas de familias rurales con pocos recursos, de minorías étnicas o con discapacidad son todavía excluidos de las escuelas o bien no terminan la educación primaria. Y la cifra es todavía más alarmante en el caso de las niñas.

Fuente: UNICEF

La educación de Camboya en cifras. Fuente: UNICEF
La educación de Camboya en cifras. Fuente: UNICEF


3. Trabajo infantil y abandono escolar


El crecimiento económico y la disminución de la pobreza afecta a la educación de los niños y niñas con menos recursos. Cuando aparecen oportunidades de trabajo, tanto formales como informales, muchos niños y niñas interrumpen su educación. Según UNICEF, los niños y niñas que trabajan más de 23 horas a la semana son los que tienen más posibilidades de abandonar la escuela.

Además, el ambiente familiar y la nutrición inadecuada afectan a la capacidad atención y aprendizaje de los y las menores.

El clima familiar y la nutrición afectan a la atención y rendimiento de los y las menores.
El clima familiar y la nutrición afectan a la atención de los y las menores.

 4. Educación infantil, la gran carencia

Según UNICEF, en Camboya no hay suficientes escuelas preescolares para acoger a niños de entre 3 y 5 años. Solo el 35% de los niños y niñas de entre 3 y 5 años asistieron a educación preescolar en el año 2014/15.

5. Secundaria: menos de la mitad de la población llega

Las cifras de educación secundaria también muestran bastantes carencias. Entre 2008 y 2012, solo el 45,9 % de chicos y el 44,7 de chicas cursaron estos estudios. Son todavía menos de la mitad de los y las jóvenes del país.
Jóvenes en Camboya cerca del proyecto con el que colabora Tumaini
Jóvenes en Camboya cerca del proyecto con el que colabora Tumaini.

6. Sin inglés no hay oportunidades

El inglés es una herramienta clave tanto en la educación como en el mercado laboral de Camboya. Los y las estudiantes que no hablan esta lengua no pueden seguir estudiando secundaria ni optar a trabajos mejor remunerados. A pesar de eso, las escuelas públicas enseñan muy poco inglés y la mayoría de profesores y profesoras particulares son muy caros. La mayoría de familias no puede permitirse pagar clases particulares, por lo que la educación de sus hijos e hijas mantiene muchas carencias.

Según el Índice del EF English Proficiency, que hace un ranking del nivel de inglés en el mundo, Camboya ocupa el puesto 77 (de 80) y el nivel de aptitud es “muy bajo”. El promedio de años de estudio de inglés es de 4,7; mientras que el rango de penetración de Internet es el más bajo del mundo: 0,7%.

Comparativa del nivel de inglés en Camboya frente a España
Comparativa del nivel de inglés en Camboya frente a España.

Una ONG que empodera

Desde 2005, la ONG con la que Tumaini colabora en Camboya ofrece clases gratuitas de inglés a niños y niñas de todas las edades para que puedan acceder a un futuro más brillante. Situada en la ciudad de Battambang, la escuela cuenta con más de 200 estudiantes y 8 profesores locales. Además, el proyecto acoge a personas voluntarias procedentes de todo el mundo que dan apoyo en las clases de conversación. ¿Te animas?

miércoles, 23 de mayo de 2018

8 tips para moverte por Bangkok


 Bangkok es conocido por sus templos budistas.
Bangkok es conocido por sus templos budistas. 

¿Es la primera vez que viajas a Tailandia? ¿Aterrizas en Bangkok y no sabes cómo empezar a moverte por la ciudad? Después de haber visitado “la ciudad de los ángeles” varias veces, te contamos 8 tips prácticos para sacarle el máximo partido a tu estancia. ¡Apunta, apunta!

1) Dinero

Todos los cajeros cobran 220 THB (6 euros aprox.) de comisión y el tipo de cambio que aplican es bastante malo. Es mucho mejor llevar efectivo en EUR/USD y cambiar en cualquier Casa de Cambio o Banco. Cuanto más grande sea el billete mejor tipo de cambio te ofrecen. En la mayoría de entidades te piden el pasaporte original así que... ¡que no se te olvide!

El tuk tuk es uno de los trasportes más usados en Bangkok
El tuk tuk es uno de los trasportes más usados en Bangkok.

2) Transporte

El tuk tuk (motos de tres ruedas usadas como taxi) es el medio de transporte más auténtico pero también el que más contamina y el más caro, ¡con diferencia! Solo ofrecen precios económicos cuando haces parada en las “fashion shops”, donde te hacen ropa a medida y los conductores se llevan comisión. Si quieres ahorrar mucho dinero, ¡utiliza el transporte público! Generalmente los buses te cobran en torno a 10 THB (menos de 0,30€) por trayecto dentro de la ciudad y los barcos públicos que cobran unos 15 THB (unos 0,30€). Ambos transportes funcionan muy bien y Google Maps te indicará cuál es el número de bus o barco que deberás coger. Si tienes prisa, lo mejor es un taxi con taxímetro, ¡siempre les tienes que insistir para que lo pongan! Si no te hacen caso, lo mejor es bajarse y coger otro.



3) Templos

Para entrar en muchos de ellos tienes que llevar los hombros y las rodillas cubiertos. Las imágenes de Buda son muy importantes para ellos y se pide respeto. De hecho, ¡desde hace poco hay una campaña para evitar que las personas se hagan tatuajes de Buda! No se deben hacer fotos en las ceremonias. Verás a personas que frotan un papel contra la espalda de los diferentes Budas: es la ofrenda llamada“gold paper”, y se vende a la entrada de los templos. Lo que hacen es pegar la parte dorada del papel en el Buda. También verás que ofrecen flores, incienso, velas, comida y bebida. No te fíes de la gente que te dice que los templos están cerrados, ¡lo más seguro es que te lo digan porque te quieren ofrecer algún servicio!

Estatua de Budda en Bangkok
Estatua de Budda en Bangkok.

4) Regateo

En la mayoría de los casos, no deberías pagar más del 60% del primer precio que te den. Es muy común regatear en cualquier puesto de la calle.

5) Hielos y agua

Los cubitos de hielo generalmente están hechos por la empresa que vende el agua purificada, así que, en las zonas más turísticas de Bangkok, es bastante seguro tomar hielo. El agua del grifo supuestamente está tratada y se puede beber, aunque no lo recomendamos. Para lavarte los dientes no hay ningún problema :)


6) Comida

Se dice que los tailandeses comen a todas horas y en Bangkok lo podrás comprobar. La comida callejera es bastante rica, pero utiliza el sentido común y guíate por la apariencia y sobre todo, ¡el olor!
Bangkok es una de las ciudades más visitadas del mundo.
Bangkok es una de las ciudades más visitadas del mundo.

7) Terrazas o “rooftops”

En Bangkok hay muchas terrazas donde podrás subir a contemplar la ciudad. En la gran mayoría se exige un “dress code”, como por ejemplo, usar pantalones largos para los hombres y zapatos, ¡nada de chanclas! Eso sí, donde no te exigen que vayas vestido de ninguna forma es precisamente en la torre más alta de la ciudad. Se llama Baiyoke Tower y tiene 84 pisos. Para subir hasta arriba, tendrás que comprar una entrada por 400 THB (aprox 11€, precio a septiembre de 2017). En la entrada está incluida una consumición en su bar.

El turismo no tiene por qué ir ligado a la explotación de elefantes
El turismo no tiene por qué ir ligado a la explotación de elefantes.


8) Animales

¿Qué animal nos viene a la cabeza cuando pensamos en Tailandia? ¡Elefantes! Mucha gente sueña con montar en elefante pero es una práctica muy cruel, ¡no lo fomentes! La situación de los elefantes y otros animales salvajes como gibones y loris perezosos (dos especies de primates que habitan el sudeste asiático) utilizados para mendigar en las calles de Bangkok y grandes ciudades es terrible: suelen sufrir desnutrición, viven en un entorno antinatural para ellos y pueden ser explotados de por vida. Nunca te fotografíes con ellos ni les des de comer, ¡eso fomenta su cautividad!

¡No te olvides de la solidaridad!

Los vuelos a Bangkok son muy económicos, por lo que, si vuelas hasta aquí, puedes dedicar unos días a colaborar con alguna de las ONG con las que colaboramos en Tumaini:
  • Aprender más acerca de los elefantes en Chiang Mai o Surin.
  • Dar clases de inglés a niños, niñas y jóvenes en Camboya. Para llegar desde Bangkok puedes tomar el tren o bus (desde las estaciones de Mochit o Ekamai) hasta la frontera (Aranyaprathet - Poipet) y desde ahí tomar otro bus que te dejará en la estación de Battambang donde te irá a buscar el coordinador. El trayecto total será de unas 7-8 h.

jueves, 10 de mayo de 2018

¿Se puede hacer fotos en los viajes solidarios? Sí, ¡pero de forma responsable!

Una chica del proyecto de Kenia. La foto es positiva y transmite fuerza.

Visitamos lugares increíbles, exóticos, conocemos gente apasionante y la tentación es grande… ¿por qué no hacer una foto para recordar nuestro viaje para siempre? Pero, antes de darle al “clic”, ¡debemos pensarlo dos veces! Lo que parece un acto inofensivo puede tener consecuencias negativas para muchas personas y entornos. Así que nuestra posición es clara: sí, se pueden hacer fotos durante nuestros viajes solidarios, ¡pero no de cualquier forma!

En tus visitas turísticas...

1. Siempre, siempre, respeta las normas.

Seguro que alguna vez has visitado un lugar donde las fotos estaban prohibidas y has visto a gente dándolo todo con sus cámaras. ¿A que si? Pues no es una actitud responsable. Si un museo, yacimiento o reserva natural prohíbe hacer fotos, debemos respetarlo sin excepción. Los motivos pueden ser muchos: evitar que se deterioren las obras, asustar a los animales, interrumpir prácticas religiosas, etc. Por ejemplo:

  • En la iglesia de San Juan de Chamula, cerca de San Cristóbal de las Casas, México, no se puede hacer fotos, ya que se realizan cultos especiales.
  • En Varanasi, ciudad sagrada de India, no se pueden fotografiar los crematorios. 

2. No te hagas fotos junto a animales

Si vas a un safari, no permitas que tu guía invada el espacio natural de los animales para que los turistas puedan sacarles fotos de cerca. En pueblos y ciudades puede que te ofrezcan hacerte fotos con animales exóticos a cambio de una propina. Nunca lo hagas. Estarás colaborando con su explotación y maltrato.

En Bolivia, solo se hacen fotos de los animales el último día del voluntariado.

3. Si quieres fotografiar a una persona, pídele permiso

Si no habla tu mismo idioma, enséñale la cámara y espera su respuesta. Aunque te diga que sí, no abuses de su amabilidad y, sobre todo, asegúrate de que la foto respete su integridad y no la cosifique como un “atractivo turístico” más. Si te dicen que no, ¡no insistas!

4. Antes de disparar, piensa en qué transmitirá la foto

¿Puede dar una imagen equivocada del país, de sus costumbres o gentes? Si se trata de países del Sur, asegúrate de que tus fotos no victimicen, sino que transmitan una imagen respetuosa y digna de las personas que lo habitan.

5. Niños y niñas

Es un tema muy delicado. Antes que nada, debemos pedir permiso a sus padres o tutores para fotografiarlos. Si queremos compartir las imágenes en redes, también debemos comunicárselo y contar con su consentimiento.

6. Modérate

Las fotos son un recuerdo estupendo de tu viaje, pero no debemos abusar de ellas. Haz algunas fotos, sí, pero no dediques el 90% de tu tiempo a retratar imágenes que después seguramente apenas volverás a ver. Guarda tu cámara o móvil, observa y disfruta.

En la ONG de Perú, solo se hacen fotos el día del "show".
En la ONG de Perú, solo se hacen fotos el día del "show".

Durante tu voluntariado en las ONG...


1. Cada ONG tiene sus propias normas con respecto a las fotos

Si no te las explican, pregúntale a tu coordinador o coordinadora por ellas para evitar caer en prácticas irresponsables. Por ejemplo:

  • En el centro de rescate de animales de Bolivia solo dejan hacer fotos de los animales el último día de voluntariado. Además, las imágenes no pueden fomentar el “mascotismo”, por lo que los voluntarios y voluntarias en la mayoría de los casos no pueden hacerse fotos con los animales en brazos. 
  • En la guardería solidaria de India con la que colaboramos, las personas voluntarias no pueden hacerse fotos. Las hacen las coordinadoras del proyecto y luego las comparten.
  • En la escuelita de Cusco, Perú, solo pueden sacarse fotos los viernes, el día en que peques y voluntarios participan en un evento educativo y lúdico al que llaman “show”. 

Guardería de India: solo las personas coordinadoras hacen fotos
Guardería de India: solo las personas coordinadoras hacen fotos.

2. Pide permiso

 A tu coordinador o coordinadora antes de hacer cualquier foto.

3. Una imagen vale más que mil palabras

¡Cuida el mensaje que dan! Tus fotos deben expresar compromiso, solidaridad, compañerismo, respeto, etc. Nunca te hagas fotos que puedan dar lugar a malentendidos: por ejemplo, que expresen la superioridad de la persona que viene del país “desarrollado” sobre la del niño del país del Sur; o que den una imagen equivocada del voluntariado que estás realizando.

4. Muestra qué es un viaje solidario en tus redes

Un viaje solidario es divertido, sí, pero que nadie se equivoque… también tiene una parte de voluntariado importante que, según el proyecto, comporta trabajar durante varias horas por una causa. ¡Enseña también esa parte en tus fotos! Si solo publicas fotos de turismo, junto a las personas que has conocido, en fiestas, etc. estarás transmitiendo una imagen equivocada de qué son los viajes solidarios.

Y ante la duda, siempre, siempre, ¡pregunta!


Pide permiso antes de fotografiar a gente en la calle.
Pide permiso antes de fotografiar a gente en la calle. Foto en Camboya.

Por último, si quieres colaborar en pequeñas ONG de países del Sur, sumergirte en su realidad y aprender al máximo, ¡echa un vistazo a los viajes solidarios que ofrece Tumaini!



jueves, 3 de mayo de 2018

“Un viaje solidario enseña a nuestros hijos una realidad absolutamente desconocida”


Viaje Solidario de María y sus hijos a Tailandia
Viaje Solidario de María y sus hijos a Tailandia.

Este verano, María de Santiago y sus dos hijos vivieron una experiencia que nunca olvidarán: un viaje solidario al centro de acogida de elefantes de Tailandia. Para ella, el voluntariado es una “experiencia formativa” para sus hijos, y está convencida de que es una “parte fundamental de su desarrollo personal”. ¿Cómo reaccionaron los peques al saber que iban a Tailandia a aprender a cuidar elefantes? ¡No te pierdas su entrevista!

¿Era el primer viaje a un sitio lejano que realizábais en familia?

No, ya habíamos viajado a Costa Rica, Kenia y Tanzania.

¿Cómo surgió la idea de realizar este viaje solidario?

Yo he hecho voluntariado durante muchos años aquí en Madrid y siempre he querido que mis hijos realicen esta actividad como parte fundamental de su desarrollo personal. Recibí un correo con info de la presentación de vuestros viajes en Madrid y allí fuimos a conoceros.
En el viaje solidario, se aprende a cuidar a elefantes que han sido víctimas de explotación
En el viaje solidario, se aprende a cuidar a elefantes víctimas de explotación.

¿Cómo recibieron la noticia vuestros hijos de que iban a participar en un proyecto con elefantes?

¡Encantados de la vida! Inicialmente pensamos ir a Bolivia al centro de recogida de animales, pero desde Tumaini nos aconsejasteis que no lo hiciéramos ya que son animales salvajes y podría ser peligroso. Nos reorientasteis al Santuario de elefantes de Tailandia y fue un éxito tremendo.

¿Creéis que es una buena experiencia para vivir en familia y para que la disfruten niños y niñas? ¿Por qué?

Hacer actividades solidarias solo por colaborar con una buena causa es una experiencia formativa para nuestros hijos de este mundo “desarrollado”.  A todos los participantes se les enseña una realidad absolutamente desconocida y se les sensibilizas con situaciones que nunca habrían imaginado.  Creo que es una manera de educar a nuestros hijos, que viven una vida acomodada y sin grandes problemas. Aprenden que hay otra vida muy diferente a la suya con circunstancias en muchos casos difíciles.

La experiencia fue todo un aprendizaje para los peques.
La experiencia fue todo un aprendizaje para los peques.

En el proyecto, ¿trabajabais todos juntos?

Sí, hacíamos todos las mismas tareas. Mis hijos eran los únicos niños pero eso no hizo que lo pasaran mal. Trabajaron y disfrutaron muchísimo en la misma proporción. Se sintieron parte del grupo de voluntarios en iguales condiciones que los demás. Hacíamos todo al mismo tiempo: despertarnos, trabajar, comer, descansar… ¡todo juntos! Aunque poco a poco ellos se fueron haciendo más autónomos y en los períodos de descanso se iban a investigar por su cuenta.

A la vuelta, ¿cómo contaban ellos su experiencia? ¿hubo algo que les sorprendiera?

Contaron lo mucho que habían trabajado con mucho orgullo y tienen millones de anécdotas muy entrañables y divertidas, pero ya sabéis que los niños viven el momento inmediato y que el pasado y el futuro son cosas un poco extrañas. Tienen un recuerdo muy positivo, ¡por eso queremos repetir!

Los hijos de María trabajaron como un voluntario más.
Los hijos de María trabajaron como un voluntario más.

¿Recomendaríais este viaje a otras familias?

Sin duda. Es fantástico, eso sí, no es para cualquier persona. Hay que estar dispuesto a ducharse con agua fría, comer comida buenísima pero vegetariana, pasar calor, dormir en un colchón donde se notan los muelles…¡y a currar mucho, mucho! Pero también es verdad que nadie te obliga, ¡curras tú porque quieres!
Junto con otros niños durante el viaje solidario
Junto con otros niños durante el viaje solidario.
María de Santiago viajó al centro de acogida de elefantes de Tailandia del 21 al 27 de agosto de 2017.

miércoles, 25 de abril de 2018

Hay vida más allá del Machu Picchu: 8 maravillas de Perú que debes visitar

Cristina durante su viaje solidario a Perú
Cristina durante su viaje solidario a Perú

Cuando visitamos Perú por primera vez, teníamos una obsesión: visitar el Machu Picchu. Y la experiencia fue increíble, pero… Ahora que hemos recorrido varias veces el país de los Incas, lo podemos decir: hay otros lugares que valen MUCHO la pena y que, además, no están tan explotados, por lo que puedes visitarlos con tranquilidad y sin aglomeraciones. ¡Compartimos nuestros 8 favoritos!

1 Visita guiada por Cusco

Hay muchas compañías que organizan visitas guiadas al casco histórico de Cusco. Nosotras hicimos un Free Tour y la experiencia fue muy buena. Estuvimos casi dos horas recorriendo las calles empedradas de la ciudad y conociendo la historia y leyendas que esconden muchos de sus edificios y recovecos. ¡Lo recomendamos!

2 Excursión al Valle Sagrado

Dicen que este lugar conserva una energía especial, por su altura, por las montañas que lo rodean, por las extrañas figuras que las quebradas dibujan con la luz del sol… Este fue el corazón de la civilización inca, y está compuesto por ríos, quebradas, monumentos arqueológicos y pueblos indígenas. Una excursión te llevará a los principales enclaves (Písac, Urubamba, Ollantaytambo, etc) y te hará comprender cómo los incas se relacionaban con la naturaleza y los elementos.




Las calles empedradas de Cusco tienen muchísimas historia detrás.
Las calles empedradas de Cusco tienen muchísimas historia detrás.

3 Lago Titicaca

Es el lago más alto y navegable del mundo, declarado Patrimonio Natural. Se encuentra en la región de Puno y es compartido con el vecino país de Bolivia. Desde la Isla del Sol, en la parte boliviana, se puede pasar la noche y se tienen unas vistas espectaculares del lago.

4 Arequipa

Es una ciudad preciosa situada al sur. No es ni la mitad de famosa que Cusco, pero no tiene nada que envidiarle. Si la visitas, no te puedes perder el monasterio de Santa Catalina, ¡una ciudad dentro de la ciudad!

Arequipa de noche es espectacular.
Arequipa de noche es espectacular.

5 Cañón de Colca

Mmuy cerca de Arequipa. Nosotras fuimos un día con una excursión y ¡valió mucho la pena! Asomarte al cañón es espectacular y puedes pasar horas observando el vuelo lento de los cóndores. Muy cerca de allí puedes visitar unas termas.

6 Paracas e Islas Ballestas​

Se trata de una reserva natural en la costa. Allí se ven cientos de aves, lobos marinos... ¡y a veces pingüinos!

La vida en la selva de Iquitos tiene un ritmo diferente.
La vida en la selva de Iquitos tiene un ritmo diferente.

7 Iquitos

¡Bienvenidos a la selva! Llegar hasta aquí es toda una aventura. Solo hay dos formas de hacerlo: o en avioneta o en un barco carguero, donde sabes cuando partes, ¡pero nunca cuándo vas a llegar! Nosotras elegimos esta segunda opción y pasamos tres intensos días de travesía por el Amazonas, viendo increíbles atardeceres desde nuestras hamacas. Una vez en Iquitos, podrás hacer excursiones a la selva.

8 Chan chan y Trujillo

Es una zona arqueológica situada cerca de Trujillo, al norte del país. Se trata de la ciudad precolombina de adobe más grande de América, construida por los chimúes, y la segunda del mundo. Fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1986. Cuando la visitamos, no podíamos creer que no fuera conocida porque nos impresionó tanto como Machu Picchu. Sus callejuelas llenas de figuras geométricas casi intactas te hablan sobre cómo se vivía en la costa de Perú antes de la llegada de los españoles. ¡Nos encantó!


Gerard durante su viaje solidario a Cusco
Gerard durante su viaje solidario a Cusco

Pero… no te olvides de la solidaridad

Cultura, aventura, naturaleza, historia, playa, selva… Perú lo tiene todo y recomendamos 100% que lo visites, pero ¡te animamos a hacerlo de forma solidaria! Además de conocer las maravillas del país, puedes colaborar con: