lunes, 27 de enero de 2020

¿Alguna vez te has preguntado qué significa Tumaini?


Tumaini significa "esperanza" en suajili o swahili, que es la lengua bantú oriental de Kenia.

Además, las propias letras de Tumaini construyen una imagen evocadora a modo de barquita de pesca: “Dale un pez a un hombre y comerá hoy, dale una caña y enséñale a pescar y comerá el resto de su vida”. Una frase sencilla frente a la compleja realidad actual que pretende servir de guía a nuestro trabajo. 

¿Por qué en suajili?


La razón de usar el suajili es que la fundadora de Tumaini, Mónica Herreras, dio un giro a su vida tras realizar un viaje solidario a Kenia. Tras esta experiencia, cambió su trabajo en el mundo financiero por la Cooperación Internacional y fundó este precioso proyecto que pone en contacto a personas voluntarias con pequeños proyectos de países del Sur.

Más a menudo de lo que pensamos suceden estos cambios personales. Mónica no es la primera ni será la última que decida cambiar de vida a partir de un viaje. Una experiencia transformadora que remueve algo en tu interior, cambia tu visión del mundo y la manera de habitarlo. Parte del equipo de Tumaini ha crecido y desarrollado su vida a partir de este tipo de experiencias. 

Por eso creemos en los viajes como herramienta de sensibilización, para abrir mentes y activar cambios. Sobre todo a través de determinado tipo de viajes. Aquellos en los que te preparas para sumergirte en una cultura diferente y te dejas empapar por otra realidad, saliendo de tu zona de confort.

También por haber vivido este tipo de experiencias sabemos que no es fácil conocer proyectos que acepten voluntarios sin invertir muchísimo tiempo y esfuerzo en ello. Y de otro lado, hay muchas organizaciones locales a las que les viene bien el trabajo voluntario pero no tienen un departamento que pueda dedicar recursos y tiempo necesarios para buscarlo.

Por todo esto y mucho más, nació Tumaini, “esperanza”. Porque creemos que con pequeños cambios, entre todas y todos, podemos hacer un mundo mejor. 

sábado, 25 de enero de 2020

Encuentros Tumaini 2020: Este año, viaja solidario, viaja responsable


¿Te gustaría hacer un viaje solidario pero no sabes por dónde empezar?
¿Quieres conocer proyectos locales de India, Kenia o Perú con impacto real
sobre las comunidades? ¿Buscas compañeros/as de viaje para lanzarte a la aventura?


Los próximos Encuentros de Viajes Solidarios Tumaini en Madrid y Barcelona, son tu cita. Somos un equipo de gente comprometida y amante de los viajes que te ayudará a encontrar la experiencia que mejor se adapte a ti, apoyando proyectos de desarrollo mientras cuidamos al máximo los países por los que viajamos.   

Ya sea solo/a, con pareja, amigos o en familia; en viaje de vacaciones, de empresa o de fin de curso. ¡Empieza a vivir la aventura de un viaje solidario! Y si no encuentras a nadie con quien lanzarte, ¡no estás solo/a!. En Tumaini hacemos piña formando grupos viajeros.




¿Dónde y cuándo?


¡Ya tenemos las fechas de los Encuentros en Madrid y Barcelona!

En Madrid, os esperamos el sábado 15 de febrero a las 18:00h en Pangea The Travel Store.
Calle del Príncipe de Vergara, 26
En Barcelona, estaremos el viernes 13 de marzo en Altaïr Viajes, también a las 18:00h. Gran Via de les Corts Catalanes, 616

En los encuentros, podrás conocer pequeñas ONG de países del Sur que necesitan apoyo. A través de ellas, te acercarás a nuevas realidades sociales al tiempo que te sumerges en sus culturas locales. 

Conocerás a voluntarios y voluntarias que ya han viajado con Tumaini y que contarán sus experiencias. También coincidirás con otras personas, amantes de los viajes, que quieren colaborar en sus vacaciones a construir un mundo mejor.

Dar clases a niños y niñas con pocos recursos en Perú o Kenia; cuidar de animales en Bolivia y Tailandia, proteger el medio ambiente en Bali y Nepal o viajar a India para apoyar el empoderamiento de mujeres mientras practicas yoga y meditación, son sólo algunos de los viajes solidarios de los que hablaremos en el encuentro.




¿Qué vamos a contar?



Desde el equipo de Tumaini, os contaremos los proyectos con los que colaboramos, cómo funcionan y qué tenéis que hacer para empezar a preparar vuestro viaje solidario. 

Además, nos hace mucha ilusión compartir nuestro primer proyecto propio en Nepal. Su objetivo es facilitar la educación secundaria y superior a adolescentes tibetano-nepalíes procedentes de Komang, un pueblo de la región del Alto Dolpo en plenos Himalayas, a más de 4.500 metro de altitud.

Las emociones fuertes vendrán cuando los propios viajeros y viajeras “Tumainis” nos cuenten sus experiencias, dando voz a las ONG con las que Tumaini colabora en países de Asia, África o América Latina, contando en qué consisten los proyectos, qué tareas realizan las personas que viajan, etc. Y, si las condiciones técnicas lo permiten, contactaremos en directo con alguno de nuestros proyectos. ¡Estarán muy contentos de poder saludarnos!


Este año, queremos poner todas nuestras fuerzas en mejorar la manera de movernos. Creemos en los viajes como herramienta de sensibilización, para abrir mentes y cambiar realidades, pero ¿qué más podemos hacer para ser responsables con el entorno natural y cultural que visitamos? Esperamos compartir muchas reflexiones e ideas.



Nepal: Travesía desde el Himalaya, región del Alto Dolpo, para llegar a Katmandú.

miércoles, 18 de diciembre de 2019

5 consejos para una navidad más sostenible


Esta Navidad, ¡haz regalos sostenibles! 

La escena seguro que te suena. Llega el día señalado. Suena el timbre, la familia va llegando. En la cocina ha habido revuelo todo el día. La mesa es más grande que nunca. Todos y todas van cargados con bolsas. Y llega el momento: ¡damos los regalos! La casa se llena de envoltorios y cajas, los niños y niñas acumulan decenas de juguetes…¡STOP! Esta Navidad puedes vivir unas fiestas más sostenibles. Si lo haces durante tu viaje, ¿por qué no hacerlo en casa?

Compartimos 5 consejos para que regales de forma sostenible estas fiestas. ¡Toma nota!

1 Busca regalos con menos impacto

Lo confesamos: en estas fechas nos hace ilusión regalar y no queremos renunciar a ver las caras de sorpresa de la gente abriendo los regalos. Pero eso no significa que no podamos hacerlo de forma responsable. Lo ideal sería hacer nuestros propios regalos artesanales (en Pinterest tienes muchas ideas, desde huevos sorpresas hasta bolsos y jabones). Pero si no somos unos manitas ni tenemos suficiente tiempo, también hay alternativas:
Los niños y niñas del proyecto de Nepal nos felicitan las fiestas. 

2 Busca regalos solidarios

Además de no despilfarrar recursos, tu regalo puede contribuir a financiar proyectos sociales o medioambientales. Muchas ONG aprovechan las fiestas para vender preciosos regalos cargados de significado que sirven para autofinanciarse. Pueden ser solidarios, emotivos, reinvindicativos… ¡te damos algunas ideas!
  • Lee las historias del Calendario de Adviento de CIWY  y haz una pequeña donación para que los animales rescatados de este centro puedan seguir recuperándose en condiciones dignas. 
  • Participa en la campaña Esta Navidad Toca Justicia de Amnistía Internacional. Además, puedes echar un vistazo a la tienda online de esta organización, donde encontrarás camisetas “valientes”, calendarios y agendas que visibilizan los derechos de las niñas en el mundo o bolsas de tela para cambiar el mundo.
  • Regala vida. Compra el Regalo Azul de UNICEF y estarás invirtiendo en vacunas, material educativo, tratamiento contra la desnutrición para niños y niñas que lo necesitan. 
  • ¡Regala un viaje solidario de Tumaini! Ofrecerás solidaridad, aventura y aprendizaje :)

3. Investiga y reutiliza

Si prefieres comprar en una tienda habitual, antes de tomar una decisión, hazte algunas preguntas:
  • ¿Estoy segura de que para producir el regalo no han llevado a cabo malas prácticas como el trabajo infantil, la explotación, condiciones laborales indignas, etc.?
  • ¿Qué cantidad de residuos genera el producto? ¿De qué materiales está hecho? ¿Se puede comprar algo similar pero más ecológico?
  • ¿Qué valores transmite el regalo? ¿Reproduce estereotipos de género? ¿Incita a la violencia, discriminación o desigualdad?
  • ¿En qué tienda estoy comprando el regalo? ¿El beneficio recaerá en una multinacional o fomentará el comercio local y de barrio? ¿Estoy favoreciendo el desarrollo de las personas más cercanas a mí?

Seguro que no siempre podemos responder a todas las preguntas, pero cualquier información será buena para decantarnos por uno u otro producto. 

Sara regaló una tortilla de patatas a las niñas del proyecto de Kenia.

4. Juguetes: ¡reutiliza!

Tus hijos, sobrinos o nietos son únicos y se merecen un regalo por Navidad, pero… ¡no caigamos en la locura de llenarlos de decenas de juguetes que solo van a utilizar una vez! Además, el mejor regalo para ellos puede ser el más sencillo: la aventura de “reconstruir” un juguete antiguo.
  • Consulta con el resto de familiares qué tienen pensado regalarles para no repetir tipo de juguete.
  • Elige juguetes didácticos, artesanales, que les ayuden a aprender. 
  • Elige experiencias también para los más peques: una excursión al monte, una merienda con sus primos, un día en la playa, etc.
  • Cuando un juguete se rompe o ya no se usa, invítalos a jugar a “transformarlo”. Algunas ideas: hacer un frutero o lámpara con piezas Lego, convertir un camión de juguete en una maceta, transformar un libro en un original reloj, etc. 

5.  Envoltorios

Evita utilizar papel de regalo comprado, ya que se utiliza durante muy poco tiempo y genera una gran cantidad de residuos:
  • Reutiliza el papel de otros regalos.
  • Utiliza envoltorios de tela, ¡es mucho más ecológico y original! 
  • Utiliza envoltorios reutilizables como los de Renaturis.
  • Este año, da los regalos de forma más original. Escóndelos en varios rincones de la casa, ve dejando pistas y juega con la familia a encontrarlos. Será mucho más divertido y te evitará envoltorios innnecesarios. 
¡Feliz navidad sostenible! 


jueves, 24 de octubre de 2019

Saray, Anna, Lidia y Paula, voluntarias en Kenia: “un viaje solidario entre amigas une muchísimo”

Saray, Anna, Lidia y Paula durante su voluntariado en el centro de acogida
Saray, Anna, Lidia y Paula durante su voluntariado en el centro de acogida.

“Somos cuatro amigas. Tenemos 20 años y vivimos en Barberà del Vallès. Cada día nos enfrentamos a desigualdades solo por el hecho de ser mujeres, así que este año decidimos colaborar con un proyecto que ayuda a mujeres o niñas en un país del sur. Cuando conocimos el centro de acogida para niñas con el que colabora Tumaini, sabíamos que teníamos que ir allí para aportar nuestro granito de arena. La idea fue de todas y penamos que sería muchísimo mejor si vivíamos la experiencia juntas”. Así comenzó el viaje solidario de Saray, Anna, Lidia y Paula a Kenia. Esta es su historia.

¿Cómo son las niñas del proyecto? ¿Qué historias tienen? 

La niñas del proyecto nos han dado vida. Pese a todas las desgracias que han tenido que vivir, se encuentran en una ONG con unas buenas instalaciones y están muy bien atendidas. ¡Son capaces de sacar sus mejores sonrisas y transmitir todo lo bueno que tienen dentro!

Sus historias son muy diversas pero todas ellas tienen una cosa en común: han sido víctimas de situaciones muy duras e injustas, sobre todo derivadas de abusos, violaciones o familias muy desestructuradas. Sin embargo, no dejan de soñar e imaginar la vida que tendrán en un futuro. Muchas de ellas desean ir a la universidad, tener un trabajo y vivir felices. ¡Para nosotras son un gran ejemplo a seguir! No hemos tenido dificultad ninguna en tener relación con ellas puesto que muchas tenían edades parecidas a las nuestras y congeniamos a la perfección. RAFIKI WA AFRIKA, AMIGAS EN ESPAÑA.

Al llegar creíamos que sería más difícil establecer vínculo con ellas, pero afortunadamente fue muy rápido. Y lo que más nos alegra hoy, tras haber vuelto, es que seguimos teniendo contacto con ellas.

El intercambio y acercamiento a la cultura keniata fue parte del viaje
El intercambio y acercamiento a la cultura keniata fue parte del viaje.

¿Qué tal hacer un viaje solidario entre cuatro amigas?

Vivir una experiencia así une muchísimo. Tienes que estar al 100% siempre, para que, si una tiene un momento de bajón, que el resto tire de las demás. Te das cuenta de que las amistades se forjan a través de experiencias inolvidables y así ha sido para nosotras.

¿Qué actividades hicisteis?

Además de hablar durante horas con las niñas de nuestra cultura, de la de ellas, de nuestras vidas, etc. hicimos diferentes actividades como: taller de lengua castellana, noche de talentos, noche de bingo, noche de pase de modelos... Nuestra intención era que durante los días de verano las niñas pudieran disfrutar, relacionarse entre ellas y aprender nuevos hábitos.

Momentos de risas durante el voluntariado en la ONG de Kenia.
Momentos de risas durante el voluntariado en la ONG de Kenia.

¿Qué aprendizajes traéis tras vuestro viaje solidario?

¡Se podría decir que son infinitos! Hemos conocido a fondo la cultura keniata porque hemos convivido con ellos durante todos los días que permanecimos allí. En cambio, si haces un viaje por tu cuenta, sólo puedes hacerte una pequeña idea de la cultura de ese lugar por lo que ves.

Si os tuvierais que quedar con algo de vuestro viaje solidario, ¿con qué sería?

Con todas las sonrisas y las muestras de cariño que recibimos desde el primer día. Con lo felices que hemos sido en el proyecto, nos hacían sentir como si llevásemos una temporada larguísima y apenas llegamos al mes. Sus sonrisas, sus risas, sus carcajadas, su valentía, su fuerza y sus abrazos que paraban el mundo en ese momento.

Muchas de las chicas tenían edades similares, por lo que congeniaron genial
Muchas de las chicas tenían edades similares, por lo que congeniaron genial.

¿Se os ocurre alguna información que pueda ser útil para personas que están pensando en colaborar? 

El proyecto siempre necesita voluntarios/as, cualquier tipo de ayuda es buena y bienvenida. La información que nos hubiera gustado escuchar antes es que os cambiará la vida, que llegareis a introduciros en sus vidas y a formar parte de ellas.


Saray, Paula, Lidia y Anna colaboraron a través de Tumaini con el centro de acogida de niñas en Kenia del 5 al 20 de agosto de 2019. 

martes, 15 de octubre de 2019

Claudia en Kenia: “Nunca olvidaré cómo con tan poco se puede hacer tanto”

Claudia durante su viaje solidario a Kenia.
Claudia durante su viaje solidario a Kenia.

Desde el primer momento, Claudia entendió en qué consiste un viaje solidario: “es una experiencia personal impagable” donde quien más se beneficia es la persona que viaja. Colaboró 15 días en el centro de acogida de niños y niñas de la calle en Kenia. Como enfermera, pudo curar a algunos niños. “Solo por eso ya ha valido la pena”.


¿Cómo fue tu llegada en la ONG?

La acogida fue súper buena, nos explicaron el proyecto, nos entregaron un dossier con información, nos presentaron al personal y nos enseñaron el centro. El segundo día nos entregaron un horario que incluía las actividades en las que íbamos a participar de lunes a viernes, ¡bastante variadas! Incluían: preparar las comidas, ayudar en los estudios a las estudiantes de secundaria, deportes, etc. También había salidas a la zona de vertederos. La verdad es el cumplimiento del horario fue bastante flexible en mi caso, por lo que pude participar en las actividades que más me interesaban sin ningún problema.

Claudia durante el proyecto de Kenia. 

Cuéntanos cómo era un día normal durante tu voluntariado

Por las mañanas llegábamos a las 9 h, y, nada más entrar por la puerta, muchos niños y niñas venían a recibirte con un abrazo, ¡una maravilla empezar así el día! Después nos incorporábamos a la actividad planificada, e intercalábamos estas actividades con tiempo libre que aprovechábamos para jugar con los niños o hablar con el personal del centro.

Los días de salida al vertedero variaban. Solíamos montarnos a un bus, ir al supermercado a comprar pan y leche y recoger  a los niños y sus madres. Allí jugábamos con ellos y les dábamos la comida. En mi caso, como enfermera, también curé las heridas de aquellos que lo necesitaban, con el botiquín que llevan siempre en el autobús.

¿Nos cuentas alguna anécdota que recuerdes con especial cariño?

Me gustaba entrar en las clases de cocina, donde aprendí algunas recetas tradicionales. Un día nos ofrecimos a enseñarles a hacer gazpacho, ¡y fue bastante gracioso observar las caras de las chicas al ver qué ingredientes utilizábamos y cómo lo preparábamos!

Nunca olvidaré cuando curé heridas en el vertedero. ¡Cómo con tan poco se puede hacer tanto! Me sorprendió lo mucho que te agradecen algo que para nosotros es simple y cotidiano. Solo por eso, ¡el viaje ha valido la pena! Empecé con un grupo de niños pequeños, que se multiplicó por tres a medida que iba avanzando. Pol, el conductor del autobús, encargado de curar las heridas normalmente, prestaba mucha atención, y mostraba mucha disposición para aprender a hacerlo. Me llamó la atención que no dispusiese de nociones básicas para ello. Con la ayuda de otras voluntarias (Isaura, María José y yo), reordenamos el botiquín, e hicimos un documento con pasos básicos para la cura de heridas. Le gustó tanto que en el mismo momento fue al pueblo a plastificarlo para poder llevarlo encima. Es de lo más gratificante que he vivido en mis 12 años como enfermera.

Claudia coincidió con otras personas voluntarias en el proyecto
Claudia coincidió con otras personas voluntarias en el proyecto.

¿Qué es lo que más te gustó del viaje solidario?

Poder estar en contacto con otra cultura, y aprender tanto de ellos. El calor de los niños y de todo el personal del centro, desde el momento en el que llegas te sientes como en casa. El acompañamiento en todo momento desde la organización tanto de aquí como allí. Mi miedo al ir sola, era sentirme desprotegida, y no ha ocurrido en ningún momento.

Yo, además, tuve mucha suerte, porque coincidí en la casa con dos compañeras excepcionales, hicimos buenas migas desde el primer día, y no hemos tenido ni un solo problema. Me traigo además de la experiencia a dos buenas amigas.

¿Y lo que menos?

Para mí, el viaje cumplió totalmente mis expectativas. Comprendí desde el primer momento que en Kenia la forma de trabajo es más flexible y los horarios un poco laxos. Eso incomoda a algunas personas, pero para mí no supuso ningún problema. Al contrario, con el estilo de vida que tenemos aquí, ¡hasta se agradece!

Durante el voluntariado, también se visitaba a niños/as de la calle
Durante el voluntariado, también se visitaba a niños/as de la calle.

¿Qué aconsejarías a una persona que va a viajar al proyecto?

Es importante que las personas entiendan que un viaje solidario consiste en viajar de forma distinta, responsable y solidaria. Probablemente al que más ayudes sea a ti mismo/a, regalándote una experiencia que te aportará un gran crecimiento personal. Lo que nos vamos a llevar es una experiencia personal impagable. Desde luego que son viajes que cambian la vida, porque no visitas el país como si de un escaparate se tratase, sino que nos incorporamos a su cultura y sus gentes, vemos sus realidades, las agradables y aquellas más duras e injustas. ¡En ambos casos es un privilegio!

Claudia colaboró en el centro de acogida de niños y niñas de la calle del 1 al 15 de agosto de 2019.

jueves, 10 de octubre de 2019

Incendios en el Amazonas, ¿cómo han afectado a Bolivia?

Los incendios han devastado 4,1 millones de hectáreas en Bolivia
Los incendios han devastado 4,1 millones de hectáreas en Bolivia

Este martes, Evo Morales por fin dio la noticia que todas estábamos esperando: los incendios en la Amazonía boliviana por fin se han extinguido. “Comienza la etapa de recuperación de la fauna y flora de nuestra Chiquitania. Juntos logramos apagar el fuego y juntos iniciaremos la etapa post-incendio”, afirma. Pero, ¿cuáles son las consecuencias reales de incendios de tan grande magnitud? Te lo contamos en 5 claves

1. 4,1 millones de hectáreas devastadas

En agosto se registraron 30.901 incendios forestales en la Amazonía (Brasil, Bolivia y Paraguay). Aunque la mayoría de las noticias se centraban en Brasil, en Bolivia, 4,1 millones de hectáreas (datos del 15/09) han sido devastadas, especialmente en la zona de Santa Cruz de la Sierra, según el grupo ambientalista Fundación Amigos de la Naturaleza. Es casi el doble de lo que se registró en 2016.

2. Evo Morales no decretó el “desastre nacional”

Muchos analistas han criticado la posición del presidente Evo Morales de no decretar en la zona la situación de emergencia, llamada "desastre nacional". Esta situación hubiera acelerado las labores de extinción de los incendios. La decisión del presidente fue criticada por colectivos ambientalistas, vecinales y asambleas ciudadanas.

Personas del centro de rescate de animales con el que colaboramos colaborando.

3. Colaboración ciudadana

Para extinguir los incendios, se han movilizado miles de funcionarios y de bomberos voluntarios, tanto nacionales como internacionales. Además, aviones y helicópteros de varios países contratados por el gobierno han descargado miles de litros de agua. Los primeros focos aparecieron sobre el 20 de julio, por lo que se ha tardado más de dos meses en extinguir el fuego.

4. Nuevo decreto, ¿posible causa?

A principios de julio, el gobierno boliviano modificó un decreto y autorizó el desmonte (convertir un monte natural en terreno apto para la producción agrícola) y la quema controlada de bosques en los departamentos de Beni y Santa Cruz con fines agropecuarios en terrenos privados y comunitarios. Precisamente esa zona es la más afectada por los incendios.

Algunos activistas medioambientales y defensores de los derechos de los pueblos indígenas reprochan a Morales haber cambiado la normativa para ampliar las tierras de cultivo. También se habla de la sequía intensa como posible causa.

Labores de rescate de las zonas afectadas por los incendios en Bolivia.
Labores de rescate de las zonas afectadas por los incendios en Bolivia.


5. ¿Cómo ha afectado a los animales?

En Tumaini hemos seguido de cerca los incendios y hemos mantenido una comunicación fluida con el centro de rescate de animales con el que colaboramos. Aunque el fuego no ha llegado a la ONG, el equipo ha colaborado en el registro y búsqueda de animales heridos en el área del Parque Nacional Otuquis.

“Hemos construido un puesto de atención para los animales heridos de la zona, aunque no hemos encontrado apenas supervivientes. Toda la flora y fauna han sido arrasados por las llamas, ¡la imagen es desoladora! No se sabe cuántos animales han muerto, pero la situación es terrible: no hay peces, comida, flores, ¡todo se ha quemado en ciertas áreas! Otro problema es el agua: los animales que buscan comida o refugio no la encuentran”, explican los coordinadores.

En el centro de rescate de animales se han volcado con la extinción
En el centro de rescate de animales se han volcado con la extinción.

Y tú, ¿qué puedes hacer?

Ahora más que nunca, el centro de rescate de animales de Bolivia necesita tu ayuda. Si te apasionan los animales, puedes colaborar:

  • Compartiendo esta noticia en tus redes y con todos tus amigos/as. 
  • Haciendo una donación: a través de info@viajestumaini.org os daremos toda la información. 
  • Haciendo voluntariado, en las fechas que puedas, durante el tiempo que puedas: http://bit.ly/ViajeSolidarioBolivia


martes, 1 de octubre de 2019

Cómo hacer turismo responsable… ¿desde casa?

Lucas, durante su viaje solidario a Perú
Lucas durante su viaje solidario a Perú.


Este verano, seguro que has intentado ser un viajero/a más respetuoso con el medio ambiente, los animales y las culturas. Has visto turistas tirando basura y te has indignado. Has leído sobre el tema y te has concienciado. Pero, una vez en casa, ¿se puede seguir haciendo turismo responsable? En Tumaini lo tenemos claro: ¡sí! Te contamos 5 cosas que puedes hacer sin salir de tu ciudad.

1 Comparte tu experiencia y aprendizajes

Los días pasan y pronto vuelves a la rutina, pero ¡no dejes pasar la oportunidad de compartir con los tuyos lo que has aprendido! Enseña tus fotos y vídeos, explica tus inquietudes sobre las consecuencias negativas del turismo y, sobre todo, comparte tus trucos para viajar dejando la mínima huella posible. Además, ofrece tu ayuda si algún amigo/a, familiar o compañero/a te pide consejos para preparar su próxima escapada. ¡Cuantas más personas concienciadas haya, mejor!

Mónica y Víctor recordando sus viajes solidarios a Kenia en Barcelona
Mónica y Víctor recordando sus viajes solidarios a Kenia en Barcelona.

2 Denuncia las cosas que no te encajan

No se trata de ir por la vida echando broncas, o dando lecciones. Pero si alguien te cuenta que en sus vacaciones ha montado en elefante, dado limosna a niños/as o se ha alojado en primera línea de playa, ¡no le sigas la corriente! Explícale que su opción no te parece correcta y por qué. Eso sí, con una sonrisa :)

3 Usa tus redes para concienciar

Tus redes sociales son poderosas, ¡úsalas para concienciar y dar ejemplo! Muestra a tus seguidores las cosas que no te han gustado de tu viaje y cuéntales por qué decidiste pasarte al lado sostenible del turismo. Interactúa con otras personas preocupadas también por el mismo tema. ¡Crea debate, despierta el espíritu crítico, genera alianzas!

Viajeros/as de Tumaini comparten sus experiencias. 

4 Colabora con proyectos

¡Da un paso más y colabora con alguna ONG! Por ejemplo, si te ha indignado ver cómo tratan a los elefantes en el país que has visitado, busca una organización que sensibilice sobre los derechos de los animales en tu ciudad, o bien colabora a distancia con un proyecto local. ¡Tu viaje puede ser el primer paso de un bonito camino lleno de solidaridad, aprendizajes, y momentos bonitos con personas con tus mismas inquietudes!

Charla sobre viajes solidarios en Barcelona. 

5 ¡Prepárate para ser mejor viajero/a! 

Desde tu ciudad puedes prepararte para que tu próximo viaje sea todavía más sostenible. Lee todo lo que puedas sobre el tema, ve a charlas, participa en encuentros con otros viajeros y viajeras… Y si ya tienes claro tu próximo destino, ¡empieza a informarte cuanto antes! Que cada viaje sea un paso más hacia la conciencia y responsabilidad.

Y, si te animas a hacer un viaje solidario la próxima vez, en Tumaini aquí estamos para acompañarte ;-)